La inexperta sumisa - Capítulo piloto


Capítulo piloto


Warren se encontraba en su piso del centro, donde concertaba entrevistas a las chicas que la agencia encontraba para él. Las citaba allí para hablar con ellas, ver como eran y decidir si quería seguir conociéndolas antes de proponer a alguna de ellas ser su sumisa. Al ser un empresario exitoso y famoso no podía darse el lujo de que la prensa ni sus competidores descubrieran el secreto que tanto se había esforzado en guardar. Ni siquiera sus trabajadores, como era de esperar, sabían algo de su vida personal.

Sonó el timbre y se levantó para abrir la puerta. Ante él encontró a una chica rubia y de ojos azules que mostraba un generoso escote gracias a la abertura en uve que tenía su vestido a la altura de los pechos. La invitó a pasar y cerró la puerta antes de guiarla por el largo pasillo hasta su estudio. Rodeó la mesa para sentarse en su sillón y esperó a que la rubia se sentase en la silla frente a la mesa.

— ¿Cómo te llamas? —preguntó él.

La mujer cruzó las piernas antes de responder en un claro intento por llamar su atención.

—Rachel.

—Encantado, yo soy Warren. —Rachel sonrió mientras dejaba que él siguiera hablando—. Antes que nada, quiero que sepas que no serás la única entrevistada y que si resultas ser una de las escogidas, no tendré ningún tipo de compromiso ni exclusividad contigo mientras te esté conociendo a ti y al resto de chicas. Bajo ningún concepto tendremos relaciones hasta que te diga directamente que has sido elegida entre mis opciones, en caso de así sea. Como mucho podría haber besos y otro tipo de roces, pero solo si lo considero necesario. ¿Está todo claro?

—Por supuesto —respondió ella.

—También quiero que sepas que no tolero que lleguen tarde a las citas que tengan conmigo ni que me dejen plantado, por lo que si en algún momento no puedes acudir a la cita deberá ser porque estés en urgencias, hospitalizada o de viaje, siempre que me hayas avisado con anterioridad. —Warren se cruzó de brazos sobre el escritorio—. Si no lo tienes en cuenta, me temo que no volverás a saber nada más de mí.

Rachel asintió relamiéndose los labios. Aquella actitud la excitaba tanto que empezaba a notar la humedad en su entrepierna, pero sabía que no podría saciarse con él por lo que había dicho anteriormente. Por un momento, el silencio se esparció por el estudio mientras ambos se miraban. Warren bajó los brazos y se levantó de la silla para despedir a su invitada con la educación que le caracterizaba.

—En ese caso, será un placer seguir conociéndote, Rachel. Ya me pondré en contacto contigo para la primera cita.

Rodeó la mesa mientras ella se levantaba y se acercó. Rodeó su cintura con el brazo y la atrajo hacia él para darle un beso en cada una de sus mejillas. Luego la acompañó hasta la puerta y volvió a despedirla con un apretón de manos. Cuando cerró, volvió a sentarse en el sillón de la sala principal a la espera de que otra de las chicas llegara a su piso para la entrevista. En total eran siete las que se presentaban y, aunque habían sido elegidas entre otras cincuenta chicas, algunas de ellas no pasarían de esa entrevista.


***

¿Te ha gustado este capítulo piloto? ¿Te causa curiosidad? Podrás apoyarme leyendo la novela de manera gratuita en Litnet.

No olvides dejar tu opinión en forma de comentario.

Lo que Roira recomienda para un fin de semana hot


Como aún queda fin de semana por delante, quiero presentarte mis lecturas indispensables para un fin de semana hot. Seguramente esta no sea la única entrada que haga al respecto, pero espero que al menos como primera de una posible serie te ayude a la hora de elegir qué leer. Estas recomendaciones serán una alternativa a las reseñas, ya que por el momento no es el objetivo principal del blog. Me centraré, en esta ocasión, en algunos relatos de sitios web que leo de vez en cuando.

Si haces clic en la imagen te llevará directamente al relato.

Valérie Tasso nos sorprende en la sección de relatos eróticos de la web de Lelo con uno bastante peculiar. El mejor polvo de sus vidas es una historia corta llena de erotismo sutil que encierra una sorpresa al final que seguramente no esperas cuando comienzas a leer. ¡Hacen falta más relatos así! 100% recomendado.

Si haces clic en la imagen te llevará directamente al relato.

¿Quién no conoce a Mimmi Kass? Si eres de esas personas que aún no lo hacen, no puedes perderte este relato tan candente y sensual titulado: Ella y él: el café, la radio y el sexo. Seré buena y te pondré en situación para que no pierdas más tiempo y vayas directamente a leer. Encontrarás a una pareja que hace tiempo que no tiene mucha intimidad desde que sus hijos están en sus vidas. ¿Y qué momento crees que aprovechan para remediarlo? Te invito a descubrirlo, yo no te lo voy a contar.

Si haces clic en la imagen te llevará directamente al relato.

Vuelvo con un nuevo relato de la sección que mencioné anteriormente de Lelo. Esta vez, escrito por Lis Hernández y titulado La sexóloga y su editor: una lección de sexo. Es un relato intenso, provocativo y apasionado, un poco más fuerte que los dos anteriores que te he recomendado. Si te gusta la dominación y el BDSM, este es tu relato. En caso contrario, será mejor que te decantes por uno de los anteriores.

Por el momento, estas son mis recomendaciones de este fin de semana. No olvides comentar en el que leas, en caso de que te haya gustado, seguro que la autora de cada uno de ellos te lo agradecerá.

No olvides dejar tu opinión en forma de comentario.

Los retos de Roira


Desde que publiqué mi presentación en el blog no he vuelto a publicar nada y, sinceramente, me da mucha rabia que así sea. Me hubiera gustado poder empezar antes con el blog, pero no ha sido posible por unos temas personales que no vienen a cuento.

Si te ha dado por visitar el Calendario de publicaciones del blog, te habrás dado cuenta que lo principal serán los relatos, las reflexiones y los recursos de escritura. Sin embargo, eso no descarta que en ocasiones añada otro tipo de entradas, como esta que estás leyendo. Los retos de Roira pretende ser una sección que actualizaré cada fin de semana y en la que tú, como lector, podrás participar dejando tus ideas en los comentarios. Las bases son las siguientes:

1. Yo seré la que elija qué reto hacer y cuál no, ya que todo depende de la inspiración con la que cuente al momento. 

2. Podrás elegir entre las siguientes opciones para proponerme el reto:
- Una imagen.
- Una frase.
- Una canción.

3. Solo podrás proponerme un reto por semana, así das la oportunidad a otros para que también puedan participar.

4. Por supuesto, comenta en esta entrada con lo que elijas para retarme.

Si al momento de leer el relato, te gusta, no olvides seguirme para poder estar pendiente de otros relatos y retos semanales; estaré encantada de contar contigo como un seguidor más. 

No olvides dejar tu opinión en forma de comentario.


El día que decidí aparecer

 

Mi historia comienza hace poco, quizá unas cuantas semanas o un mes atrás, cuando tomé la decisión de que, definitivamente, la erótica formaría parte de mi vida. Y no me refiero a ese erotismo distorsionado en el que todo es vulgar y de mal (o poco) gusto, sino a ese que vale la pena leer y sentir en la propia piel. No, no es la primera vez que escribo sobre erotismo, pero sí que lo estaré compartiendo a través de este medio para que todo el que así lo desee pueda leer y comentar sus impresiones y todo lo que ha sentido al leer.

No estoy aquí para excitarte, no te equivoques, pero si lo consigo me alegrará muchísimo saberlo. Significará que he logrado entrar en tu mente y estimularte de forma que las sensaciones recorran todo tu cuerpo. Si eso sucede y quieres decírmelo, por favor, hazlo sin ningún tipo de reparos (pero solo en este caso).

Esta entrada, como es solo informativa, no pretendía ser muy larga. Antes de despedirme te sugiero leer lo que está permitido comentar y lo que no leyendo la Política del blog.

No olvides dejar tu opinión en forma de comentario.